Resumen de las principales medidas tributarias en materia de IVA recogidas en el Real Decreto-ley 3/2020, de 4 de febrero, de medidas urgentes por el que se incorporan al ordenamiento jurídico español diversas directivas de la Unión Europea para empresarios o profesionales que realicen operaciones con países de la Comunidad Económica Europea en el ámbito de la contratación pública en determinados sectores; de seguros privados; de planes y fondos de pensiones; del ámbito tributario y de litigios fiscales:

Exenciones en las entregas intracomunitarias de bienes. (art. 25.Uno y Cuatro, 84.Uno.2º.c’, 164.Uno.5º LIVA)

Para reforzar la lucha contra el fraude, el 1 de marzo de 2020 se modifican los requisitos exigidos para la aplicación de la exención a las entregas intracomunitarias de bienes, como condición material y no formal, será necesario que:

  • El adquirente haya comunicado al proveedor un número de identificación a efectos de IVA (N-VAT) atribuido por un Estado miembro distinto del Reino de España.
  • El proveedor haya incluido la operación en la declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias (modelo 349).

La plataforma VIES habilitada por la Agencia Tributaria permite comprobar a través del N-VAT facilitado por empresarios o profesionales de otros Estados miembros tienen la condición de operadores intracomunitarios. Esta comprobación es muy importante para definir qué tipo de operación se está llevando a cabo y cómo se ha de proceder en consecuencia.

Se elimina la posibilidad de presentar la declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias (Modelo 349), con carácter anual.

 

Prueba del transporte intracomunitario. (art. 13.2, 13.3, 13.4.1º RIVA)

Desde el pasado 1 de enero de 2020, el Reglamento de Ejecución (UE) 2018/1912 en su artículo 45 bis establece un sistema armonizado de presunciones, sin perjuicio de que admitan prueba en contrario, que tiene por objetivo simplificar la prueba de los requisitos para la aplicación de la exención en las entregas intracomunitarias.

Por tanto, el transporte de los bienes al Estado miembro de destino se justificará por cualquier medio de prueba admitido en derecho y, en particular, quedará acreditado mediante los siguientes elementos de prueba:

  1. Cuando el vendedor indica que los bienes han sido transportados por él o por un tercero en su nombre y:

– Se encuentra en posesión de al menos dos de los siguientes elementos de prueba (expedidos por partes independientes de vendedor y adquirente):

  • Carta o documento CMR firmados
  • Conocimiento de embarque
  • Factura de flete aéreo
  • Factura del transportista de los bienes

– Se encuentra en posesión de uno de los elementos de prueba mencionados anteriormente junto con alguno de los siguientes elementos de prueba (expedidos por partes independientes de vendedor y adquirente):

  • Póliza de seguro relativa al transporte de los bienes o documentos bancarios que prueben el pago del mismo.
  • Documentos oficiales expedidos por una autoridad pública, como un notario, que acrediten la llegada de los bienes al Estado miembro de destino.
  • Recibo extendido por un depositario en el Estado miembro de destino que confirme el almacenamiento de los bienes en ese Estado miembro.
  1. Cuando el vendedor está en posesión de una declaración escrita del adquirente que certifique que los bienes han sido transportados por él o por un tercero en su nombre, mencionando el Estado miembro de destino de las mercancías y:

– Se encuentra en posesión de al menos dos de los siguientes elementos de prueba (expedidos por partes independientes de vendedor y adquirente):

  • Carta o documento CMR firmados
  • Conocimiento de embarque
  • Factura de flete aéreo
  • Factura del transportista de los bienes

– Se encuentra en posesión de uno de los elementos de prueba mencionados anteriormente junto con alguno de los siguientes elementos de prueba (expedidos por partes independientes de vendedor y adquirente):

  • Póliza de seguro relativa al transporte de los bienes o documentos bancarios que prueben el pago del mismo.
  • Documentos oficiales expedidos por una autoridad pública, como un notario, que acrediten la llegada de los bienes al Estado miembro de destino.
  • Recibo extendido por un depositario en el Estado miembro de destino que confirme el almacenamiento de los bienes en ese Estado miembro.

 

COMERCIO INTRACOMUNITARIO – “QUICK FIXES””

Se establecen una serie de cambios para incorporar al ordenamiento interno la Directiva europea 2018/1910 del Consejo, de 4 de diciembre de 2018:

  • Venta de existencias de reserva o ventas en consigna (art. 9.3º, 9 bis, 15, 75.Uno.8º LIVA)

Desde el día 1 de marzo de 2020, se simplifica la aplicación de la exención en las transferencias de “existencias de reserva” (call-off stock) de los  denominados “acuerdos de venta de bienes en consigna”.

Se trata de operaciones en las que, mediante acuerdos llevados a cabo por un empresario (proveedor) envía bienes desde un Estado miembro a otro, dentro de la UE, y quedan almacenados en el Estado miembro de destino a disposición para su adquisición posterior por otro empresario o profesional (cliente). Hasta ahora, dicha operación se consideraba una entrega asimilada de bienes en el Estado miembro de origen y una adquisición intracomunitaria de bienes en el Estado miembro en destino (ambas operaciones recaen sobre el proveedor), y que, a posteriori, se produce una operación interior en destino cuando el cliente adquiere el bien.

En todo caso, los empresarios o profesionales podrán optar por no acogerse a la simplificación incumpliendo las condiciones previstas para su aplicación, que son las siguientes:

  • El vendedor no tenga la sede de su actividad económica o un establecimiento permanente en el Estado miembro de llegada.
  • El empresario que va a adquirir los bienes tenga un número de identificación fiscal (N-VAT) en el Estado miembro de llegada.
  • El vendedor conozca en el momento del inicio del transporte el número de identificación fiscal (N-VAT), nombre y apellidos, razón o denominación social completa del adquirente.
  • Los bienes se transporten al Estado miembro fijado en el acuerdo de ventas en consigna.
  • El vendedor haya incluido el envío de los bienes en el Libro registro de determinadas operaciones intracomunitarias y en el modelo 349.
  • En el plazo de 12 meses desde la llegada de los bienes al Estado miembro de destino debe haberse producido alguna de las siguientes situaciones:
    1. Los bienes son adquiridos por el empresario indicado en el acuerdo de ventas en consigna.
    2. Los bienes son adquiridos por un empresario que sustituye al destinatario inicial cuando disponga de un número de identificación fiscal (N-VAT) en el Estado miembro de llegada y el vendedor incluya la sustitución en el Libro registro de determinadas operaciones intracomunitarias y en el modelo 349.
    3. Los bienes sean devueltos al territorio de aplicación del IVA español sin que se haya transmitido el poder de disposición y el vendedor incluya tal devolución en el Libro registro de determinadas operaciones intracomunitarias.

Se entenderá que se ha producido una transferencia de bienes (art. 9.3º LIVA) cuando dentro del plazo de doce meses se incumplan cualquiera de las condiciones  señaladas anteriormente:

  • Cuando los bienes no hubieran sido adquiridos por el empresario o profesional al que iban destinados inicialmente los mismos.
  • Cuando los bienes fueran expedidos o transportados a un destino distinto del Estado miembro fijado en el acuerdo de ventas de bienes en consigna.
  • En el supuesto de destrucción, pérdida o robo de los bienes.

 

Operaciones en cadena. (art. 68.Dos.1º LIVA)

El día 1 de marzo de 2020, la LIVA incorpora la armonización de la tributación de las “operaciones en cadena”.

Se trata de operaciones en la que unos mismos bienes son enviados a otro Estado miembro directamente desde el primer proveedor al adquirente final de la cadena, donde intervienen diferentes empresarios o profesionales que intermedian en la operación.

Con la finalidad de derivar en distintas interpretaciones, e impedir la doble imposición o la ausencia de imposición y reforzar la seguridad jurídica de los operadores, el transporte se entenderá vinculado:

A la entrega de bienes efectuada por el proveedor a favor del intermediario, que constituirá una entrega intracomunitaria de bienes exenta. Para ello, el intermediario habrá comunicado un número de identificación fiscal facilitado por un Estado miembro distinto de España.

A la entrega efectuada por el intermediario cuando haya comunicado a su proveedor un NIF-IVA suministrado por el Reino de España. La entrega del proveedor al intermediario constituirá una entrega interior sujeta y no exenta del IVA y la entrega efectuada por el intermediario a su cliente será una entrega intracomunitaria exenta.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de su navegación en nuestro sitio. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Siempre podrá revocar su consentimiento y obtener más información AQUÍ ACEPTAR